Aplicaciones del Ozono

LEGIONELLA PNEUMOPHILIA

La Legionella es una bacteria relativamente reciente ya que se descubre y tipifica en la década de los años 70, aparece como contaminante en los conductos de aire acondicionado y produce enfermedades respiratorias que pueden llegar a provocar la muerte y de hecho así ha sido.

Como siempre que el mundo científico se enfrenta a algo nuevo lo relaciona con algo conocido hasta que es posible catalogarlo, en este caso se relacionó con los procesos neumónicos y de hecho se dijo que era una "neumonía atípica", el cuadro clínico que presentan los enfermos de Legionella es absolutamente similar a los de neumonía.

Por su evolución y su entorno de reproducción es similar a la Pseudomona Aureginosa y al Staphilococcus Aureus, aunque estos últimos siendo altamente contagiosos y productores de enfermedades son menos peligrosos pero mucho más comunes.

Los pocos estudios que existen sobre la Legionella siempre están realizados y basados en su presencia en el aire, ya que es en el aire cuando adquiere su peligrosidad para el ser humano, y además está demostrado que se ha presentado siempre en edificios con instalaciones de aire acondicionado en conductos de fibra de vidrio, con poca renovación y nula limpieza.

Llevamos muchos años dedicados a la desinfección de aire y agua por sistemas de ozonización, hemos constatado el uso del OZONO como inhibidor de la Legionella, el sólo hecho de inyectar OZONO en los conductos de aire acondicionado hace que no aparezcan ni Legionella ni Staphilococos ni Pseudomonas.

Hasta el año pasado con el caso "Alcalá de Henares", no habíamos oído hablar sobre la Legionella en agua, no dudamos que aparece en el agua al igual que infinidad de otros gérmenes, pero mientras está en el agua no ataca el sistema respiratorio del ser humano.

Es obvio que si está en el agua las posibilidades de que pase al aire en una instalación cerrada son muchas y por ello si se combate en el agua evitaremos problemas más graves.

Pero como cualquier bacteria en el agua, es eliminable por un proceso de oxidación química y este proceso puede realizarse por medio de cualquier oxidante químico: cloro, productos clorados, yodo, permanganato, potasio, OZONO, etc.

Y por lo tanto podremos mantener que el OZONO que es más rápido, de 600 a 3.000 veces, que el cloro en su acción desinfectante eliminará con menos esfuerzo y mayor seguridad cualquier presencia de: Legionella, Staphilococos, Pseudomona.

Así como materia orgánica, E. Coli, Clostridium, Streptococos, etc...; el OZONO es el mejor bactericida, funguicida que existe manejable por el hombre y no tiene subproductos.

Para nosotros es importante eliminar la contaminación del agua de torres de refrigeración, calderas, etc., que es donde se ha encontrado la Legionella, pero es mucho más importante asegurarse de que no aparecerá en los conductos de aire acondicionado, ya que casi siempre que ha aparecido no se ha podido determinar el origen de la contaminación y desde luego no se ha ligado nunca a su presencia en el agua.

Por todo lo anterior creemos que todo lo que decimos para respaldar el uso de nuestros sistemas tanto en aire como en agua es perfectamente válido para la bacteria Legionella Pneumophilia.

 
 

Teléfono 94 472 24 15 · Fax 94 472 18 12 · info@eurozon.com
© EUROZON, S.L. 1995 · 2017 | Avisos legales | Buscamos Distribuidores